CIENCIA Y CONOCIMIENTOS... Aprendamos sobre los misterios del universo... los invito a leerme...

sábado, 25 de marzo de 2017

¿QUÉ OCURRE?: IMÁGENES DE LA NASA REVELAN QUE EL SOL SE QUEDA SIN MANCHAS.


Las fotos proporcionadas por el Observatorio de Dinámica Solar indican una baja en la actividad solar.

El Sol lleva 15 días sin manchas, un fenómeno que no se observa desde el último mínimo solar, ocurrido en 2010, informa la NASA.
El video proporcionado por el Observatorio de Dinámica Solar de la agencia aeroespacial estadounidense es una animación realizada con imágenes del Sol filtrado y en ultravioleta.
En las imágenes del Sol filtrado, la ausencia de manchas como puntos de referencia ofrecen la sensación de que la estrella no gira.


Una mancha solar es una zona en la superficie del Sol de temperatura más baja que lo que la rodea, pero caracterizada por una alta intensidad magnética.
El Sol tiene un ciclo de 11 años marcado por dos extremos, el máximo y el mínimo. Para el máximo es típica una intensa actividad solar y una mayor cantidad de manchas. Durante el mínimo solar ocurre lo contrario, el Sol es menos activo y la cantidad de manchas no es significativa.
La falta de manchas sobre el Sol indica que el objeto celeste se encuentra de camino hacia el nuevo mínimo, esperado entre 2019 y 2020.
El último mínimo solar fue registrado en abril de 2010.

viernes, 24 de marzo de 2017

EL SISTEMA PLANETARIO TRAPPIST-1 TIENE MÁS POSIBILIDADES DE ALBERGAR VIDA QUE LA TIERRA.



Ciéntificos de la Universidad de Harvard han calculado las posibilidades de que haya vida en un sistema de 7 planetas recientemente descubiertos por la NASA.

Astrofísicos de la Universidad de Harvard y del Centro Harvard-Smithsonian acaban de determinar que la probabilidad de que haya vida en el nuevo sistema de exoplanetas TRAPPIST-1 es más elevada que en la Tierra, de lo que han informado en un estudio publicado este 2 de marzo.  
El pasado mes de febrero los científicos de la NASA descubrieron un nuevo sistema planetario más allá del Solar. Alrededor de la estrella enana fría TRAPPIST-1, ubicada en la constelación de Acuario –a 39 años luz de nuestro planeta–, orbitan siete planetas del tamaño de la Tierra que pueden contener agua. En al menos tres de ellos podría haber océanos.
La distancia entre los planetas del sistema TRAPPIST-1 es significamente menor que la que hay entre la Tierra y Marte. Según los científicos, ello facilita la transferencia de moléculas orgánicas desde un cuerpo celeste a otro, fenómeno conocido por la ciencia como panspermia. 
Con la ayuda de modelos matemáticos los astrofísicos ha avalado la alta probabilidad de probar la hipótesis de la panspermia en el TRAPPIST-1, lo que aumenta las posibilidades del surgimiento de la vida, o de que se se produzca la abiogénesis, que es la aparición de organismos vivos a partir de materia inerte. Dada la distancia entre los planetas, las posibilidades de que se dé este último proceso en el sistema TRAPPIST-1 son más altas que en nuestro Sistema Solar, concluyen.

jueves, 23 de marzo de 2017

EL FÓSIL MÁS ANTIGUO JAMÁS ENCONTRADO PODRÍA AYUDAR A ENCONTRAR VIDA EN MARTE.


Este hallazgo sugiere que la vida en la Tierra podría haber comenzado hace 4.500 millones de años, 800 millones de años antes de lo que se creía.

Un equipo de científicos del University College de Londres (Reino Unido) ha hallado fósiles de microorganismos que podrían tener más de 4.200 millones de años y sería el más antiguo descubierto en la Tierra hasta la fecha, según han publicado en la revista "Nature".
Estos especialistas han encontrado a esos seres, más pequeños que el ancho de un cabello humano, en formaciones rocosas de Quebec (Canadá), pero habrían vivido en los respiraderos calientes de los océanos que cubrían nuestro planeta a temperaturas de alrededor de 60 ºC.

¿En la Tierra y en Marte al mismo tiempo?

Los investigadores estiman que este descubrimiento es la prueba más destacada de que organismos similares podrían haber evolucionado en Marte debido a que, en esa época, todavía poseía océanos y una atmósfera.
Por este motivo, la búsqueda de fósiles similares en el planeta rojo supondría la mejor oportunidad para encontrar evidencias de que existió vida extraterrestre e incluso el astrónomo Martin Rees contempla la opción de que vidas similares se desarrollaran al mismo tiempo en ambos planetas.

Reescribiendo la historia

Los microfósiles más antiguos que se conocían hasta el momento fueron encontrados en Australia Occidental y fechados hace alrededor de 3.400 millones de años, una información que provocó que los especialistas en la materia especularan que la vida comenzó hace alrededor de 3.700 millones de años.
Sin embargo, este nuevo panorama abre las opciones de que los primeros seres vivos de la Tierra se surgieran hace 4.500 millones de años, solo 100 millones de años después de la formación de la Tierra.



miércoles, 22 de marzo de 2017

¿SERÁ MARTE LA CAUSA DE LA "DEFUNCIÓN DRAMÁTICA" DE LA TIERRA?


Científicos advierten de la posibilidad de que nuestro planeta choque con Marte debido al carácter caótico de las órbitas de los planetas, si bien la probabilidad es muy pequeña.

Stephen Meyers, geocientífico de la Universidad de Wisconsin–Madison, asegura que es posible que dentro de miles de millones de años la Tierra pueda chocar contra Marte debido a las interacciones de las "órbitas caóticas" de estos dos planetas, escribe Scientific American.
Su equipo científico ha descubierto este fenómeno tras estudiar una formación rocosa en Colorado, cuyas capas sedimentarias revelaron que los cambios climáticos que ocurrían periódicamente en esta zona fueron provocados por fluctuaciones de la luz solar como resultado de los cambios de la órbita de la Tierra. Esta "evidencia geológica firme e inequívoca" de que el Sistema Solar "es caótico" es, según Meyers, una de las manifestaciones del así llamado 'efecto mariposa'.
Con el término "caótico" Meyers no quiere decir que planetas del sistema se muevan aleatoriamente, sino que el futuro del Sistema Solar depende de sus condiciones iniciales, según las cuales, los cambios aparentemente aleatorios en los órbitas de planetas ocurren debido a tenues interacciones gravitacionales entre objetos cósmicos en el Sistema Solar.
Durante los últimos 50 millones de años la órbita de la Tierra experimentaba cambios cada 2,4 millones de años, lo que provocaba a su vez cambios climáticos. Sin embargo, hace unos 85 millones de años este ciclo se repetía cada 1,2 millones de años. Y la duración de este ciclo fue modificada por la interacción entre las órbitas caóticas de la Tierra y de Marte, asegura el científico.
Según Meyers, una de las repercusiones potenciales de este proceso es que en miles de millones de años la Tierra podría chocar con Marte. Sin embargo, el científico admite que la probabilidad de esta "defunción bastante dramática de la Tierra" es muy pequeña.

martes, 21 de marzo de 2017

SIMULAN LAS APOCALÍPTICAS CONSECUENCIAS QUE TENDRÍA LA CAÍDA DE UN ASTEROIDE EN BERLÍN Y LONDRES.



La abrumadora mayoría de las muertes no se producirían como consecuencia del impacto de los asteroides en la superficie de la Tierra sino por otro motivo, sostienen los autores del estudio.

Científicos británicos han realizado una simulación para analizar qué efectos tendría la caída de unos asteroides gigantes en las ciudades de Londres y Berlín. Los resultados de su estudio fueron publicados en el portal especializado arXiv.org.
Los investigadores calcularon las consecuencias que tendría el posible impacto con la Tierra de dos asteroides de 50 y 200 metros de tamaño a una velocidad de 20 kilómetros por segundo y en un ángulo de 45 grados. La simulación fue realizada gracias a un programa informático llamado ARMOR (Optimización e Investigación de la Mitigación del Riesgo de Asteroides). 
En el caso de Berlín, un impacto de estas características provocaría entre 1,2 y 3,5 millones de víctimas. Si el cuerpo celeste cayese sobre la capital británica, morirían de 2,8 a 8,7 millones de personas. Las causas principales de muerte serían la radiación térmica, las ondas de choque o los terremotos generados por el impacto, entre otras razones. 
Llama la atención el hecho de que la abrumadora mayoría de los fallecimientos (el 85,5% en Berlín y el 84,6% en Londres en caso de caída de un objeto de 50 metros) estarían causados por las fuertes ráfagas de viento que produciría la entrada en la atmósfera del asteroide, aun en el caso de que este se desintegrara en el aire. 
Clemens Rumpf, autor principal de este estudio de la Universidad de Southampton, en el Reino Unido, explica que las ondas de choques provocadas por el asteroide darían lugar a la aparición en la Tierra de fuertes vientos en forma de tornados. Estos vendavales tendrían un gran poder de destrucción, que se vería agravada en el caso de que se produjera finalmente un impacto en la superficie de nuestro planeta. De producirse ese escenario, los grandes terremotos que provocaría el choque, sumados a las tormentas huracanadas, tendrían consecuencias absolutamente devastadoras para la población. 

lunes, 20 de marzo de 2017

UN JOVEN PLANETA FORMADO EN UN LUGAR INUSUAL ASOMBRA A LOS ASTRÓNOMOS.


El excepcional cuerpo celeste, que tiene solo 13 millones de años, puede arrojar nueva luz al estudio de la evolución de los planetas, afirman los científicos.

Los astrofísicos observan con desconcierto un joven y raro planeta de características muy similares a Júpiter aunque 11 veces mayor. Su nombre es HD 106906b y fue descubierto por un equipo internacional de científicos hace tres años. Se encuentra a 300 años luz de la Tierra y es extremadamente joven: tiene apenas 13 millones de años, lo que contrasta con los 4.600 millones de nuestro sistema solar. Su principal peculiaridad es su posición en relación a la estrella en torno a la que orbita.
Hasta ahora, los científicos estaban convencidos de que la mayoría de los planetas fuera del sistema solar habitan en un vasto disco de polvo y escombros cerca del centro del mismo. Sin embargo, el HD 106906b habita mucho más allá de este disco, a una distancia tan lejana que el planeta tarda 1.500 años en completar su órbita.

Claves para conocer cómo se desarrollan los planetas

"Tenemos una instantánea de una estrella bebé que acaba de formar su sistema planetario", afirma el Smadar Naoz, profesor de física y astronomía de la Universidad de California en Los Ángeles y coautor de un estudio sobre el joven cueropo publicado en la revista 'Astrophysical Journal Letters'.
En este sentido, los científicos señalaron que la observación del HD 106906b ofrece una importante oportunidad para conocer cómo los sistemas planetarios se desarrollan y expanden. Una posibilidad que no la ofrece el estudio de nuestro sistema solar, que tiene miles de millones de años de evolución.
"Estamos viendo este joven sistema antes de que haya tenido la oportunidad de madurar dinámicamente", explicó Michael Fitzgerald, el otro coautor del estudio y profesor adjunto de la Universidad de California.

Un fenómeno lleno de misterios

Los estudios confirman que el HD 106906b se encuentra 650 veces más lejos de su estrella que la Tierra lo está del Sol.
A diferencia de lo que se suponía hasta ahora, el HD 106906b tomó forma fuera del disco polvoriento de escombros, en el lugar donde se encuentra actualmente. Según Naoz, ello también estaría relacionado con la extraña forma elíptica de su propio disco, otra característica inusual del joven planeta.

domingo, 19 de marzo de 2017

CIENTÍFICOS DAN LA VOZ DE ALARMA: "ZONAS MUERTAS" APARECEN EN LOS OCÉANOS.



La pérdida de unas 80.000 toneladas métricas de oxígeno podría causar una seria afectación a ecosistemas vitales y acarrear resultados catastróficos.

La disminución del nivel de oxígeno en los océanos es considerado como otro efecto nocivo causado durante los últimos 50 años por el incremento en un grado centígrado de la temperatura del ambiente, que a su vez es producto de varios factores como la constante emisión de gases a la atmósfera terrestre.
Un estudio realizado por un grupo de expertos alemanes del Centro de Investigación Oceanográfica Helmholtz (GEOMAR) y de la Universidad de Kiel, analizó los datos del nivel de oxígeno colectados en las últimas cinco décadas. Los resultados, que han sido publicados en la revista 'Nature', reflejan una disminución del 2 % en el nivel del gas vital en los océanos.

Proteger el sustento de casi la mitad de la población mundial

Aunque no parezca una cantidad significativa, se trata de unos 80.000 millones de toneladas métricas de oxígeno, una cifra considerada por los expertos como suficiente para alterar ecosistemas y crear 'zonas muertas' en nuestros océanos. Es así que la cantidad de regiones con falta total de oxígeno en las profundidades de los océanos se ha cuadriplicado en el último medio siglo.
Esto sucede debido a que la habilidad del agua para asimilar el oxígeno disminuye cuando su temperatura aumenta y merma la cantidad de oxígeno que se transporta hacia las profundidades del océano.
El resultado de esta variación —más acentuada en la zona norte del océano Pacífico y la sur del océano Atlántico— podría llegar a ser catastrófico, pues existe la posibilidad de que afecte a las corrientes oceánicas, uno de los principales fenómenos que da origen a la vida en las profundidades. El océano, a su vez, se constituye en el sustento de casi 3.000 millones de personas, según cálculos realizados por las Naciones Unidas.