CIENCIA Y CONOCIMIENTOS... Aprendamos sobre los misterios del universo... los invito a leerme...

martes, 30 de abril de 2013

ENTRENAN ABEJAS PARA QUE ENCUENTREN MINAS ANTIPERSONALES EN LOS BALCANES.

Entrenan abejas para que encuentren minas antipersonales en los Balcanes
Abejas de Croacia ayudarán a encontrar 90.000 minas terrestres dispersas por todo el país después de la Guerra de los Balcanes de los años 90. Los insectos olfatearán los explosivos, al igual que los perros, aunque con mayor eficacia según expertos.

Las abejas zapadoras fueron entrenadas por un equipo de los especialistas de la Universidad de Zagreb.

Los científicos iniciaron el proyecto en 2007 y pasaron varios años mejorando la técnica de entrenamiento de las abejas, que actualmente son capaces de encontrar minas terrestres a 4,5-5 kilómetros de distancia de su colmena. 


El jefe del equipo de investigadores, Mateja Janes, cuenta que los especialistas utilizaban azúcar mezclado con el olor de los explosivos. Depositaban una colmena de abejas en un campo donde había diferentes puntos de alimentación. Sin embargo, sólo unos pocos contenían comida de verdad, y el suelo inmediatamente alrededor de ellos fue impregnado con productos químicos explosivos. "Con el tiempo las abejas llegaban a asociar el olor de los explosivos con la comida fácil", dijo Janes.

El investigador sostiene que las abejas son más eficaces que los perros y espera que puedan ser utilizadas en otros países, que como Croacia, también cuentan con un número elevado de minas que no han explotado y que son un auténtico peligro para la población.

lunes, 29 de abril de 2013

COLISIONES DE METEORITOS EN LOS ANILLOS DE SATURNO.

Impactos de meteoritos en Saturno detectados por la sonda Cassidi. | NASA
Impactos de meteoritos en Saturno detectados por la sonda Cassidi. | NASA.


Los astrónomos sólo han podido observar directamente impactos de meteoritos en la Tierra, la Luna y Júpiter. Hasta ahora. La nave Cassini de la NASA, que estudia el planeta Saturno y sus lunas, ha observadoimpactos de meteoros en los anillos del planeta del sexto planeta del Sistema Solar.
Se trata de fragmentos de rocas de un tamaño de entre 1 centímetro y varios metros. Tamaños minúsculos con una importancia mayúscula en el estudio de nuestro Sistema Solar. Analizar su impacto puede ayudar a los científicos a comprender cómo se forman los diferentes planetas de nuestro sistema.
"Estos nuevos resultados sugieren que la cantidad de impactos diarios de pequeñas partículas en Saturno es muy similar a los que impactan en la Tierra", afirma Linda Spilker, científica en el proyecto Cassini.
Durante años los científicos estudiaron los rastros de 9 impactos en los anillos de Saturno que se produjeron en 2005, 2009 y 2012. "Sabíamos que estos impactos se producían constantemente, perodesconocíamos lo grandes o frecuentes que podían ser", añade Matt Tiscareno, autor del estudio que publica la revista científica Nature.
Los investigadores creen que los meteoritos se fragmentan al interactuar con los anillos. Los trozos resultantes de esa partición reducen sustancialmente su velocidad y las pequeñas partículas entran en la órbita de Saturno. Sin embargo, los anillos son sorprendentemente claros y brillantes, "lo que nos sugiere que son mucho más jóvenes que el planeta", afirma Jezz Cuzzi, del equipo de Cassini.
La misión Cassini es un proyecto conjunto de la NASA, la Agencia Espacial Italiana y la ESA, o Agencia Espacial Europea. A pesar de que su lanzamiento se produjo en 1997, no fue hasta 2004 cuando la nave consiguió entrar en la órbita de Saturno. La sonda consiguió alcanzar la luna Titán, la mayor del planeta, en 2005, donde recogió información en su superficie para su estudio científico.

domingo, 28 de abril de 2013

¿DE VERDAD ESTUVIMOS EN LA LUNA? EL MITO DE LA CONSPIRACIÓN.

Buzz Aldrin, durante el primer paseo lunar de la misión Apolo 11. | NASA
Buzz Aldrin, durante el primer paseo lunar de la misión Apolo 11. | NASA.


Existe en el mundo una sorprendente cantidad de personas que están convencidas de que el programa espacial 'Apolo' fue tan solo un montaje del Gobierno o el Ejército de EEUU. Estos numerosísimos teóricos de la conspiración tienen razón en una cosa: era casi imposible que la NASA lograra cumplir el compromiso, establecido por el presidente John Fitzgerald Kennedy, de pisar la Luna antes de la fecha límite anunciada. Es decir, antes de que acabara la década de los 60.
La palabra clave de la anterior oración es 'casi'. Si lo consiguió, fue en buena parte gracias a la buena suerte y a los inmensos presupuestos que manejaba, pero, sobre todo, gracias al talento y al esfuerzo de muchas personas. Así lo reconocieron en su momento sus propios enemigos de la Unión Soviética, quienes tenían capacidad para rastrear con sus antenas las naves de la NASA.
Quizá el recuerdo de militares leyendo la Biblia sobre la Luna o de heroicos llamamientos tipo «el fracaso no es una opción» sean demasiado anacrónicos para la sensibilidad actual, pero de ahí a no reconocer el talento de aquellos hombres, e incluso negar que su gesta tuviera lugar, hay un gran trecho por el que no deberíamos seguir caminando, aunque sólo sea por miedo a hacer el ridículo.
El 'Apolo' simbolizó para toda una generación el deseo de lograr una vida mejor. De un modo un tanto iluso se pensaba que en el siglo XXI los humanos viviríamos en la Luna o Marte, tendríamos cocinas y electrodomésticos inspirados en tecnología espacial e incluso habríamos entablado amistad con civilizaciones alienígenas.
Durante el rodaje de '2001: Una odisea del espacio', antes de que la tripulación real del astronauta Neil Armstrong llegara a la Luna, el director Stanley Kubrick intentó contratar un seguro que cubriera las pérdidas de la película en caso de que se produjera un contacto con extraterrestres antes de su estreno. Las aseguradoras no quisieron correr ese riesgo. Al recordar estas desmesuradas expectativas, puede que los resultados parezcan decepcionantes.
La sombra de Neil Armstrong, ante el módulo lunar. | NASA
La sombra de Neil Armstrong, ante el módulo lunar. | NASA.
Sin embargo, muchas de las tecnologías que usamos a diario, desde los satélites de comunicaciones a las suelas de zapato transpirables, son fruto de la investigación espacial. En cuanto al contacto con otros seres, tampoco el balance es negativo. Solo hemos estudiado con cierta dedicación un planeta, Marte, y ya es posible afirmar que en él se dieron las condiciones perfectas para el desarrollo de la vida. No es lo mismo que encontrar hombrecillos verdes que solucionen todos nuestros problemas y traigan la paz a nuestro mundo. Aunque, dado el temprano estado de desarrollo de la exploración espacial, el resultado no podría ser mejor: no se puede ganar la liga jugando un solo partido.
Por encima de los intereses estratégicos de EEUU o de las peculiaridades históricas de la Guerra Fría, la exploración espacial está asociada en el imaginario colectivo al deseo de superación, la alta tecnología y el empleo del conocimiento en la resolución de problemas prácticos. Estas son las herramientas que nos permiten, entre otras cosas, vivir durante mucho más tiempo, y que nos pueden llevar, literalmente, a donde queramos, incluso a la Luna y más allá.
El programa 'Apolo' es el símbolo por excelencia de esta forma de ver la vida, aunque las teorías conspirativas pretendan convertir el desarrollo científico y tecnológico en un instrumento maligno, diseñado desde las altas esferas para controlar con engaños el pensamiento de los demás.
Pese a ello, es un caso al que se ha prestado muy poca antención desde el estamento científico, principalmente por tres motivos: se tiende a pensar que solo supersticiosos e ignorantes dudan de la llegada a la Luna; se considera un problema minoritario y, al tratarse de una discusión histórica, se cree que no perjudica el futuro de la investigación.
Armstrong, Aldrin y Collins, la tripulación del Apolo 11. | NASA
Armstrong, Aldrin y Collins, la tripulación del Apolo 11. | NASA.
Sin embargo, la realidad es que esta disparatada creencia está más extendida que otras a las que sí se combate por todos los medios, como el creacionismo, y los argumentos de quienes la defienden son demasiado elaborados como para que alguien que no haya estudiado en profundidad el tema pueda rebatirlos. Además, la teoría de la conspiración lunar extiende una pésima imagen de la ciencia y la tecnología, por lo que compromete el apoyo de los ciudadanos a estas actividades.
De hecho, las denuncias no sólo señalan la supuesta inviabilidad del viaje lunar; en ocasiones, los críticos consideran que éste tuvo realmente lugar, pero le atribuyen toda clase de intenciones ocultas y maléficas que se habrían llevado a cabo a espaldas de los ciudadanos y, encima, con su dinero.
Es muy difícil convencer a un fanático: si alguien piensa que la Luna es un cuerpo etéreo o que EEUU es incapaz de decir la verdad bajo ningún concepto, no le va a servir de mucho seguir leyendo. Por el contrario, es posible responder a todas y cada una de las dudas concretas que hayan podido sembrar los teóricos de la conspiración. Algunas de las más extendidas acusaciones, aunque ni mucho menos las únicas, son de índole técnica y se refieren a distintas irregularidades fotográficas que evidenciarían el supuesto montaje. En ellas nos detendremos:

La bandera estadounidense ondea, pero en la Luna no hay viento

Es uno de los argumentos más extendidos, y quizá el más sintomático del sesgo psicológico que suelen mostrar en sus razonamientos los teóricos de la conspiración. Por supuesto que en la Luna no hay atmósfera; por eso, y pese a lo que usted crea haber visto o haya escuchado por ahí, las banderas se mantienen en un perfecto estado de quietud, como muestran los vídeos de las misiones. Solo ondean durante unos momentos tras haber sido manipuladas por los astronautas, como es lógico. De hecho, y ya que en la Luna no hay aire que frene su movimiento, lo hacen durante algún tiempo más del que sería normal en la Tierra.
Por este motivo, en algunas secuencias en las que los astronautas se han salido ya del plano, parece que las esté agitando el viento, pero este efecto se debe sólo al movimiento inercial que arrastran desde que fueron clavadas al suelo. Después, se detienen por completo, extendidas sobre un corredero horizontal que evita que caigan sobre el mástil. El motivo de que presenten una arruga en todas las fotografías es que no fueron desplegadas del todo a través del corredero, y por eso vemos siempre el mismo doblez en todas las imágenes, algo que no sería posible si el viento moviese las banderas.
Cualquier visionado de las películas de la NASA mostrará que la bandera no ondea y mantiene su posición original, ligeramente arrugada, durante todo el metraje. También puede comprobarse cómo los astronautas evitan extenderla del todo, con el fin de darle esa falsa apariencia de movilidad que presenta en las instantáneas. Esta es una prueba concluyente de que sí se estuvo en la Luna y que cualquiera puede constatar en su casa, accediendo a las grabaciones a través de Internet.

En algunas fotografías faltan retículas, lo que demuestra que éstas se añadieron después y las imágenes son falsas

Las cámaras fotográficas de las misiones 'Apolo' contenían una serie de retículas o cruces que ayudaban a centrar la imagen y medir distancias entre objetos. En algunas de ellas, algunas de estas marcas parecen estar detrás de las rocas, lo que, en apariencia, sería imposible si se encontraban en el objetivo con el que se tomó la imagen. Las fotografías, por lo tanto, serían falsas, lo que demostraría que el viaje fue un montaje. La realidad es que el suelo de la Luna es tan brillante quesus destellos pueden eclipsar parte de la retícula que tienen delante, por lo que esta no puede observarse en su totalidad y parece que sale de detrás de la propia imagen.
De hecho, si se observan las imágenes de la Luna, se verá que todas las retículas se distinguen peor si están sobre una superficie muy oscura, con la que se confunden, o demasiado luminosa, que provoca un efecto de sobreexposición y tapa con su brillo la retícula. No es ningún secreto que la Luna no tiene atmósfera y su suelo es mucho más brillante que el de la Tierra, por lo que es de esperar que algunas características de las imágenes sean distintas a lo que esperaríamos en nuestro planeta. Ello prueba, precisamente, que son reales. De todas formas, en una mañana luminosa es posible imitar tal efecto aquí, sobreexponiendo algunos detalles del paisaje hasta que estos oculten partes de alguna retícula en la instantánea.
Imagen de la superficie lunar captada durante la misión Apolo 11. | NASA
Imagen de la superficie lunar captada durante la misión Apolo 11. | NASA.
Por tanto, no hay ningún misterio en este efecto fotográfico y, en realidad, tampoco sería demasiado revelador si se encontrara alguna imagen trucada (de entre miles de ellas auténticas). De hecho, algunos teóricos de la conspiración parecen haberse dado cuenta de que algunas fotografías podrían ser falsas, y el programa 'Apolo' en su conjunto, verdadero. Se sabe, por ejemplo, que el propio Buzz Aldrin pidió a los productores de la película 'Apollo 13' -todo un éxito del Hollywood de los 90- parte de su metraje de efectos especiales, ya que en él se ofrecían puntos de vista del lanzamiento de la nave -en este caso, de la maqueta- que no habían sido recogidos en su momento.
El argumento que defienden quienes pretenden probar que todo fue un montaje es que los supuestos errores que vemos en las instantáneas fueron puestos adrede por alguien que quería mostrar al mundo la estafa. En tal caso, debería haber hecho algo que no fuera atribuible a causas naturales o, por qué no, salir en televisión a contarlo. Al final, los detalles técnicos siempre acaban avalando la veracidad de los viajes a la Luna, pero bastaría para desmontar la teoría de la conspiración el hecho de que, pasado tanto tiempo, ningún involucrado haya dicho nada, pese a la fortuna que podría embolsarse si lo hiciera y a que sería recibido como un héroe en buena parte del planeta.

Algunas imágenes muestran irregularidades en las sombras: éstas no van paralelas o bien tienen astronautas iluminados en su interior

Una vez más, se trata de irregularidades debidas a las particulares condiciones de la Luna, aunque ambas se pueden reproducir en la Tierra para demostrar la falsedad de la acusación. Los objetos y astronautas que se ven bien pese a encontrarse en una zona sombrada no están siendo iluminados por una fuente artificial de luz, sino por el propio suelo lunar, que refleja gran parte de la radiación que le llega del Sol, haciendo que esta rebote hacia la dirección de la que provenía. Por ello, puede iluminar a los astronautas cuando estos están de pie y en el lugar adecuado, así como otros objetos verticales.
En cuanto a la sugerencia de que las sombras deberían ser paralelas si están iluminadas por una sola fuente -el Sol-, cabría responder que, si hubiese más fuentes de luz, también habría más sombras, lo que no ocurre en ninguna instantánea. El motivo de que no estén paralelas, además, se debe a que se encuentran a mucha más distancia de lo que parece, algo que suele suceder en la Luna. En varias ocasiones, los geólogos que seguían las misiones desde el centro de control pidieron a los astronautas que se inclinaran para recoger una roca que parecía estar a su lado, cuando en realidad esta se encontraba a un buen trecho.
Armstrong y Aldrin, junto a la bandera de EEUU en la Luna. | NASA
Armstrong y Aldrin, junto a la bandera de EEUU en la Luna. | NASA.
Cuando el Sol está bajo y las sombras son largas, es normal que objetos que se encuentran a distintas distancias arrojen sombras no paralelas. Así sucede también en la Tierra; la única diferencia es que en el extraño y desértico paisaje lunar, donde la ausencia de aire provoca que objetos muy lejanos puedan verse con nitidez, es mucho más difícil darse cuenta de la separación real entre dos cuerpos. En todo caso,cabría señalar que el Sol no es la única fuente lumínica que encontraron los astronautas, ya que la Tierra arroja hasta 68 más luz sobre la superficie del satélite que éste sobre nuestro planeta en una noche de Luna llena.
Por otra parte, el hecho de que las distancias en la luna sean tan difíciles de medir a simple vista ha llevado a los teóricos de la conspiración a otro error. Algunos han presentado dos imágenes con idéntico fondo, pero con la diferencia de que en una de ellas se encuentra el módulo lunar (LM) en primer plano y en la otra, tomada más tarde, ha desaparecido. La explicación de este curioso efecto es que, en la segunda instantánea, el astronauta se ha desplazado cientos de metros hacia un lado, por lo que el LM, que se encontraba muy cerca de él, ya no entra en el plano. Sin embargo, las montañas del fondo aparecen casi idénticas -y mucho más cercanas de lo que realmente están- en ambas fotografías.
Un sencillo experimento puede explicar mejor este efecto, conocido como paralaje: basta levantar un bolígrafo sobre nuestra cara y observar su posición respecto al fondo que tengamos enfrente, guiñando alternativamente ambos ojos. Aunque el bolígrafo esté quieto delante de nosotros, parecerá que se ha movido según el ojo con el que miremos. Si desplazamos la cabeza unos centímetros hacia un lado, el bolígrafo acabará desapareciendo para uno de nuestros ojos, al igual que ocurrió con el LM en la segunda imagen.

En las fotografías no se ven estrellas

En efecto, las imágenes tomadas sobre la superficie lunar no muestran estrellas. Como ya se ha dicho, el suelo lunar es muy brillante, al igual que el traje de los astronautas. Las estrellas, por el contrario, no brillan demasiado sobre el firmamento lunar. Ninguna película puede captar algo muy brillante y algo muy apagado simultáneamente, ni aquí ni en la Luna. Los astronautas tomaron las fotografías para captar objetos iluminados y emplearon tiempos de exposición muy rápidos, por lo que era imposible que la tenue luz de las estrellas se colara en las instantáneas.
Hay quien piensa que, por no tener atmósfera, la Luna debería recibir la luz de los astros lejanos con mucha más intensidad que en la Tierra. Sin embargo, la atmósfera de nuestro planeta apenas influye en la radiación visible que nos llega de las estrellas, por lo que estas no se ven mejor desde el espacio, ni tampoco desde la superficie lunar. Este dato lo puede confirmar cualquier astronauta o turista espacial que haya salido de la Tierra.
De hecho, Armstrong declaró en la rueda de prensa que siguió a su viaje que no había podido ver estrellas a simple vista mientras caminaba sobre la Luna, por lo que no es de extrañar que su cámara tampoco las recogiera. Las misiones 'Apollo', además, se desarrollaron sobre zonas en las que era de día en la Luna, lo que reducía la visibilidad de las estrellas.

Las fotografías parecen hechas por un profesional del cine

Un enigma que sí está por resolver es por qué la acusación de que el programa lunar fue un fraude, pese a no tener fundamento alguno, sigue estando tan extendida. Circula, en cualquier caso, otra supuesta prueba de que todo fue un montaje, aún más absurda y también relacionada con las fotografías: ¿Cómo es posible que los astronautas captaran unas imágenes tan perfectas sin ser profesionales?, se preguntan algunos.
Esta acusación tiene el dudoso mérito de ser la que más desconocimiento muestra sobre la realidad del programa 'Apolo'. Basta estudiar durante unos minutos estas misiones para darse cuenta de que los astronautas, elegidos entre millones de ciudadanos por su habilidad e inteligencia, tuvieron que aprender a realizar operaciones bastante más complejas que tomar bellas imágenes de la Luna, sobre todo teniendo en cuenta que pasaron años entrenándose para ello y contaban con costosísimas cámaras diseñadas especialmente para la ocasión.

sábado, 27 de abril de 2013

LAS EXPLOSIONES DE RAYOS GAMMA MÁS VIOLENTAS DEL UNIVERSO.

Recreación artística del telescopio SWIFT | NASA
Recreación artística del telescopio SWIFT | NASA.

El astrónomo Rafael Bachiller nos descubre en esta serie los fenómenos más espectaculares del Cosmos. Temas de palpitante investigación, aventuras astronómicas y novedades científicas sobre el Universo analizadas en profundidad.

Estallido de rayos gamma. | CNRS
Estallido de rayos gamma. | CNRS.

Tres explosiones de rayos gamma han sido detectadas recientemente con duraciones de varias horas, esto es: mucho más largas que las conocidas previamente. Posiblemente se ocasionan cuando las estrellas supergigantes azules, las más grandes del Universo, se convierten en supernovas.

Los estallidos de rayos gamma('gamma ray bursts' o simplemente GRBs) constituyeron uno de losmayores misterios de la Astrofísica desde su descubrimiento, en los años 1960, hasta que el satélite italo-holandés BeppoSAX fue capaz de localizarlos y estudiarlos con precisión en 1997. La NASA, en colaboración con Italia y Reino Unido, lanzó el telescopio de rayos gamma Swift en el año 2004 dedicado específicamente al estudio de tan enigmático fenómeno. En término medio, se detecta hoy un estallido de rayos gamma cada día. El estudio de estos fenómenos, y del resplandor que dejan en el visible, en el ultravioleta, en rayos X e incluso en ondas de radio, ha permitido que tengamos hoy una idea bastante precisa sobre su origen.
De acuerdo con la duración del destello, se distinguen dos tipos de explosiones de rayos gamma. Los 'GRB cortos', que duran menos de dos segundos, se explican bien como el resultado de la colisión de dos estrellas muy compactas (estrellas de neutrones) o incluso de agujeros negros. Los destellos 'GRB largos', que duran entre varios segundos y varios minutos (con medio minuto como duración típica), están originados por la explosión como supernova de una estrella muchas veces más masiva que nuestro Sol.
Colisión de estrellas.| NASA
Colisión de estrellas.| NASA.
El día de Navidad de 2010 un destello de rayos gamma excepcionalmente brillante hizo saltar todas las alarmas del telescopio espacial Swift. Esta explosión (conocida en la jerga astronómica como GRB10225A) además de ser increíblemente intensa, tuvo una duración de unas dos horas, lo que la convirtió en el GRB más largo de los conocidos hasta esa fecha. El fenómeno fue inmediatamente estudiado en todos los rangos posibles del espectro utilizando telescopios en tierra, en particular fue observado por un equipo de astrónomos, en el que participaban varios miembros del Instituto de Astrofísica de Andalucía, del CSIC, utilizando el Gran Telescopio de Canarias (GTC), y sus resultados fueron publicados en Nature. Su distancia se estimó a varios miles de millones de años-luz.
Apenas un año más tarde, el 9 de diciembre de 2011, una nueva explosión GRB (la conocida como GRB11209A) batió un nuevo récord convirtiéndose en la explosión más energética jamás observada y en la más duradera. Este destello de rayos gamma, situado a unos 6.000 millones de años-luz, duró más de siete horas.
Estallido observado con rayos X. | NASA
Estallido observado con rayos X. | NASA.
Hace tan solo unos días, Andrew Levan (Universidad de Warwick, Inglaterra) ha anunciado en el congreso sobre GRBs que ha tenido lugar en Nashville (EEUU) la detección con el telescopio Swift de un nuevo estallido de muy larga duración. El GRB121027A tuvo lugar el 27 de octubre de 2012, surgió en la región central de una galaxia situada a unos 10.000 millones de años-luz y también tuvo una duración de varias horas.
A partir del estudio de estos tres fenómenos, Levan y sus colaboradores concluyen que estos estallidos pertenecen a una nueva clase de explosiones que han etiquetado como estallidos GRB 'ultra largos'. Para explicar el origen de estas explosiones tan violentas, Levan y colaboradores acuden nuevamente a las explosiones de supernovas, pero para dar cuenta de una energía tan enorme han de recurrir a lassupernovas más extremas. Al convertirse en supernovas, las estrellas más masivas del Universo, conocidas como ‘supergigantes azules’, pueden crecer hasta alcanzar un tamaño 1000 veces mayor que el del Sol. Tras la explosión, las capas externas se desploman sobre el núcleo colapsado central creando el destello de rayos gamma. Como la distancia desde estas capas hasta el núcleo es muy grande, la caída de material dura más tiempo, creándose así un estallido 'ultra largo'.
Estallido de GRB. | NASA
Estallido de GRB. | NASA.
Un problema de esta interpretación es que estos tres estallidos no presentan otros signos claros de explosión de supernova, signos que deberían ser apreciables por ejemplo mediante observaciones ópticas. El propio equipo de Levan ha desarrollado una explicación alternativa. Supongamos una estrella que pasa suficientemente cerca de un agujero negro como para que las fuerzas de marea ocasionadas por este último arranquen las capas exteriores de la primera estrella y las absorban hacia su interior. Tal proceso también parece poder crear una explosión de rayos gamma de muy larga duración y el disco de acreción que se crearía en torno al agujero negro podría ocasionar un resplandor en luz visible que, tal y como se observa, perduraría más tiempo que el estallido gamma. Sin embargo, esta segunda explicación requiere de una configuración de proximidad entre la estrella y el agujero negro que no se observa a menudo en el Universo.
Levan prefiere pues la primera hipótesis, según la cual el colapso de una estrella muy masiva produce los estallidos ultra-largos. En particular, las estrellas llamadas Wolf-Rayet que nacen con 25 veces más masa que el Sol pueden llegar a alcanzar, al final de sus vidas, los descomunales tamaños capaces de generar estallidos de tan larga duración. Un bajo contenido en metales (como denominamos los astrónomos genéricamente a los elementos más pesados que el Helio) también parece ser una característica de los GRBs. De hecho un estudio reciente muestra que, en una amplia muestra de estallidos gamma, el 75 por ciento de los GRB largos se produjeron en el 10 por ciento de galaxias con menor metalicidad.
Supergigante azul. | NASA
Supergigante azul. | NASA.
Naturalmente convendría detectar más estallidos ultra-largos para estudiar en detalle sus características y su posible origen, pero las técnicas de observación actuales no favorecen su detección. Es cierto que en estas explosiones se emite una cantidad tremenda de energía pero, al estar distribuida la emisión durante varias horas, su brillo instantáneo es menor que el de los estallidos tradicionales más cortos, lo que hace más difícil su localización.

También interesante

  • La primera detección de un estallido gamma tuvo lugar el 2 de julio de 1967 cuando los satélites del proyecto norteamericano Vela se encontraba controlando la aplicación del tratado internacional sobre la prohibición de pruebas atómicas en la atmósfera. La radiación gamma se consideraba entonces un indicio inequívoco de la utilización de un arma nuclear
  • .
  • Los estallidos GRB largos y ultra-largos eran mucho más frecuentes en el Universo primitivo (cuando las estrellas no habían formado más que una modesta cantidad de metales) y mucho menos abundantes en las galaxias próximas, incluyendo la Vía Láctea. Esto es una auténtica suerte, pues una de tales explosiones en las proximidades de la Tierra podría tener unefecto catastrófico sobre nuestro planeta
  • .
  • El telescopio espacial Swift fue lanzado el 2 de noviembre de 2004. Además de su detector de rayos gamma de muy gran campo, va equipado con instrumentos para el óptico y los rayos X. Tiene un sistema de apuntado ultra-rápido que permiteobservar en el visible y en rayos X el resplandor al cabo de tan solo unos dos minutos tras la explosión detectada en rayos gamma
  • .
  • El artículo de Levan y colaboradores será publicado en un número próximo de la revista The Astrophysical Journal. El manuscrito puede consultarse aquí.

viernes, 26 de abril de 2013

DETECTAN EN LA ANTÁRTIDA PARTÍCULAS SUPUESTAMENTE DE FUERA DEL SISTEMA SOLAR.

Detectan en la Antártida partículas supuestamente de fuera del Sistema Solar
icecube.wisc.edu.

Científicos estadounidenses indican que han detectado un par de neutrinos con la energía más alta jamás observada. Comunican que lo más probable es que las dos partículas llegaran a la Tierra desde fuera del Sistema Solar.

El hallazgo fue hecho cuando los especialistas de la estación Amundsen-Scott del Polo Sur analizaban los datos obtenidos por IceCube, un telescopio de neutrinos situado en la estación. Descubrieron que en junio del año pasado el telescopio registró dos eventos con energías estimadas de 1.04 ± 0.16 y 1.14 ± 0.17 PeV (para hacerse una idea, un petaelectronvoltio equivale a 1015 electronvoltios), es decir, más de un millón de veces mayor que la energía emitida por un protón en el Gran Colisionador de Hadrones. 

Según detallan los científicos, la mayoría de los neutrinos que alcanzan la Tierra provienen del Sol o son producto de la colisión de rayas cósmicas con nuestra atmósfera. Sin embargo, cuando la energía de un neutrino llega a la escala de los petaelectronvoltios, esto quiere decir que la partícula habrá llegado o desde los rincones más remotos de nuestra galaxia o de lugares aún más lejanos del universo visible. 

Cabe mencionar que un caso algo parecido fue registrado hace más de un cuarto del siglo, en 1987. En aquel entonces una red de detectores subterráneos observó neutrinos procedentes de una supernova en la Gran Nube de Magallanes, una galaxia enana satélite de la Vía Láctea, pero su energía fue mucho más baja. Los especialistas de Amundsen-Scott precisan que para confirmar que las dos partículas que ellos descubrieron realmente eran originarias de más allá del Sistema Solar se necesita un análisis más profundo y una investigación escrupulosa de más datos registrados por el telescopio en búsqueda de otros fenómenos parecidos.

No excluyen la posibilidad de que, en teoría, los dos neutrinos que ellos apodaron como 'Bert' y 'Ernie' pudieran ser resultado de la desintegración de los llamados mesones encantados, partículas que se forman cuando las rayas cósmicas chocan con las capas altas de la atmósfera, pero aun así sería un evento extraordinario. Hasta ahora jamás se observó ningún neutrino de energía alta, ni siquiera procedente de la atmósfera terrestre: el IceCube solo pudo registrar los neutrinos con una energía de unos cuantos centenares de teraelectronvoltios (1 TeV = 1012 eV).

jueves, 25 de abril de 2013

FOTOS: LA NASA RECREA LA ESPECTACULAR "ARMADURA" MAGNÉTICA QUE NOS PROTEGE DEL SOL.

Fotos: La NASA recrea la espectacular 'armadura' magnética que nos protege del Sol
nasa.gov

La Tierra es bombardeada de forma constante por partículas solares cargadas de energía. Afortunadamente, el planeta tiene una magnetosfera protectora, una especie de 'burbuja' que desvía la mayoría de estas partículas.

Los científicos de la NASA han conseguido recrear unas imágenes que muestran cómo la magnetosfera afronta los 'bombardeos' solares. En el lugar de la colisión, donde las partículas solares son especialmente 'agresivas', se forma el así llamado 'arco de choque' (u 'onda de choque', que se asemeja a la proa de barco que navega por el mar).



nasa.gov

En las imágenes se percibe claramente cómo las líneas azules que emanan del centro de la Tierra se alejan a gran distancia hasta cerrar el paso a las partículas solares, de color amarillo. 

Al analizar los datos recogidos por la nave espacial WIND NASA -que ha visitado 17 veces la frontera de la magnetosfera entre 1998 y 2002- los científicos no sólo han logrado recrear una representación coherente del fenómeno, sino que también podrían comenzar a entender mejor este escenario. 



nasa.gov

"La parte frontal de la magnetosfera está justo en la línea entre el Sol y la Tierra, es un lugar crucial donde es importante comprender hasta los más ínfimos cambios, ya que cada uno puede tener grandes consecuencias", sostiene el investigador David Sibeck del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt. "Al penetrar en la magnetosfera, la radiación solar puede provocar fuertes tormentas geomagnéticas que afectan al funcionamiento de los satélites de comunicación, de los que dependemos enormemente”. 

miércoles, 24 de abril de 2013

EL "MINI EXTRATERRESTRE" HALLADO HACE 10 AÑOS EN CHILE TIENE ADN HUMANO.

El 'mini extraterrestre' hallado hace diez años en Chile tiene ADN humano
sirius.neverendinglight.com
Diez años después de que se descubrieran los restos momificados de una criatura de seis pulgadas y apariencia 'extraterrestre', los científicos han confirmado que es “humana”, según explican en un nuevo documental titulado Sirius.

"Puedo decir con absoluta certeza que no es un mono. Es humano, más cercano a los humanos que a los chimpancés. Vivió hasta una edad de seis a ocho años. Obviamente, respiraba, comía, metabolizaba. Se pone en duda qué tamaño podría haber tenido cuando nació", explica Garry Nolan, director de biología de células madre en la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford. 



sirius.neverendinglight.com

"El ADN nos narra su historia y disponemos de las técnicas informáticas que nos permiten determinar, en muy poco tiempo, si, de hecho, esto es humano", agrega Nolan, que realizó las pruebas de ADN. 


sirius.neverendinglight.com

Desde que los restos del pequeño humanoide -conocido como Humanoide de Atacama y apodado Ata- fueron descubiertos en el desierto de Atacama en Chile hace 10 años, las especulaciones sobre su orígen no lo abandonaron. Algunas hipótesis apuntaban a que sus huesos podían corresponderse con los de un feto abortado, los de un mono, o incluso los de un extraterrestre que habría aterrizado en la Tierra. 

Era una criatura provista de dientes duros, su cabeza era abultada y presentaba una protuberancia extraña adicional en la parte superior. Su cuerpo era escamoso, de color oscuro y, a diferencia de los seres humanos, tenía nueve costillas. 

martes, 23 de abril de 2013

¿SOMOS NOSOTROS LOS EXTRATERRESTRES? COBRA FUERZA LA TEORÍA DEL ORIGEN CÓSMICO DE LA VIDA.

¿Somos nosotros los extraterrestres? Cobra fuerza la teoría del origen cósmico de la vida
La vida podría ser más antigua que la Tierra, lo que situaría su orige fuera del sistema solar, sostienen unos genetistas de Estados Unidos.

Alexéi Shárov, del Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento de Baltimore,  y Richard Gordon, del Laboratorio Marino de la pieza del Golfo de Florida, que realizan sus pruebas conjuntasen un laboratorio estadounidense, usaron como base teórica de sus investigaciones la ley de Moor, aplicándola al desarrollo histórico de la vida. Dicha ley estipula que cada dos años se duplica el número de transistores presentes en un circuito integrado, lo que explica el rápido avance en rendimiento de los microprocesadores modernos.  

Usando esta lógica los científicos llegaron a la conclusión de que la complejidad genética de los seres vivos se duplica cada 376 millones años. Haciendo un cálculo hacia atrás, llegaron a la conclusión de que la vida apareció por primera vez hace 9.700 millones de años, siendo más antigua que la Tierra, que se formó hace 4.500 millones de años. 

Según esta conclusión, la vida debió tener su inicio en cualquier parte del universo y luego migrar hacia la Tierra de alguna forma, acercándose a la polémica teoría de la Panspermia, hipótesis según la cual la vida existe en todo el Universo y se propaga por medio de meteoritos, asteroides y planetoides. 

lunes, 22 de abril de 2013

EL PRIMER PUERTO ESPACIAL DISEÑADO POR UN ESPAÑOL.

Diseño del puerto espacial de Front Range, a 20 kilómetros del aeropuerto internacional de Denver. | Luis Vidal
Diseño del puerto espacial de Front Range, a 20 kilómetros del aeropuerto internacional de Denver. | Luis Vidal.


  • El proyecto consiste en construir un puerto espacial en Colorado (EEUU)
  • Si se aprueba el plan, la primera fase podría estar construida en 4 años
  • El objetivo es que despeguen vuelos espaciales turísticos y comerciales
  • Aseguran que se podrán unir continentes con vuelos mucho más cortos
  • Por ejemplo, se podrá conectar España con EEUU en un par de horas.

Al arquitecto Luis Vidal (Barcelona, 1969) le gusta experimentar con nuevos materiales. Y ahora tiene en sus manos el mejor proyecto para hacerlo. Grafeno, pintura prismática (que cambia de color según el ángulo y la incidencia de la luz) o vidrio son algunos de los ingredientes que tiene en su cabeza para diseñar un puerto espacial cerca de Denver, en Colorado (EEUU), una de las primeras infraestructuras de este tipo en el mundo. Para este arquitecto, que ha diseñado más de una decena de aeropuertos en todo el mundo, lo mejor del reto de imaginar cómo viajaremos en el futuro es que apenas hay precedentes: "Está todo por decidir. No existen parámetros que indiquen cómo debe ser un puerto espacial como los que tenemos para diseñar un hospital o un aeropuerto".
Vidal y su equipo, compuesto por más de 60 arquitectos, acaban de ganar el concurso para ampliar el actual aeropuerto privado de Front Range, situado a unos 20 kilómetros del aeropuerto internacional de Denver, y convertirlo en un puerto espacial desde el pretenden quedentro de unos años despeguen tanto vuelos turísticos suborbitales como aviones comerciales que enlacen continentes en un par de horas utilizando la misma tecnología que las agencias espaciales desarrollaron hace décadas para enviar a sus astronautas a explorar el cosmos. Según asegura durante una entrevista con ELMUNDO.es, esta tecnología permitirá viajar de España a EEUU en un par de horas. Antes de lanzar estos vuelos intercontinentales quieren ofrecer actividades de turismo espacial, como los vuelos suborbitales.
En verde, hangares de aviones. En rojo, centro de entrenamiento de pilotos y simulador de vuelo. En morado, terminal, centro de pasajeros y turismo, con la entrada y la terraza-observatorio.
En verde, hangares de aviones. En rojo, centro de entrenamiento de pilotos y simulador de vuelo. En morado, terminal, centro de pasajeros y turismo, con la entrada y la terraza-observatorio.
El proceso de selección, en el que han competido con otras 80 propuestas, se ha prolongado durante varios años. Hace un mes supieron que eran los adjudicatarios y acaban de firmar el contrato.

Fusión del pasado y del futuro

Su proyecto consiste en un edificio modular y funcional de inspiración futurista que también hace un guiño al pasado y al origen de la aviación: "Hemos querido recuperar parte del romanticismo que originalmente tenía volar. En los primeros aeropuertos había un centro de visitantes, unas terrazas con observatorios para ver despegar y aterrizar los aviones. La gente acudía con sus hijos y algunos llevaban tablas con las secuencias de vuelo", rememora Vidal en su luminoso estudio del madrileño barrio de Salamanca . Todavía hay sitios donde se conserva esta costumbre. Entre ellos, el aeropuerto londinense de Heathrow, para el que su estudio ha diseñado la nueva T2.
"En el puerto espacial de Colorado tendremos también un centro de visitantes. En la parte superior habrá una terraza con un observatorio y un restaurante para que la gente acuda a ver los despegues", anticipa. En su propuesta han incluido un simulador de vuelo para que aquellos que no se atrevan o no puedan permitírselo experimenten lo que se siente al viajar en una nave espacial. Asegura Vidal que su objetivo era dar un aspecto futurista al edificio mediante un diseño orgánico, utilizando líneas curvas y espacios abovedados como los que cubren el centro de pilotos y la terminal de pasajeros.
Luis Vidal, en su estudio madrileño.| Antonio Heredia.
Luis Vidal, en su estudio madrileño.| Antonio Heredia.
Luis Vidal + arquitectos (LVA) se ha unido a la empresa de ingeniería norteamericana HDR para hacerse con este proyecto. El plan de construcción de este puerto se encuentra todavía en una primera fase de estudio. Los españoles son los únicos arquitectos del grupo. El resto de empresas, explica Vidal, son especialistas en tecnología de vehículos espaciales, ingenieros de distintas ramas o expertos legales especializados en obtener licencias federales.
El trabajo de los arquitectos españoles ahora consistirá en desarrollar un anteproyecto que permita determinar si la iniciativa es viable, un requisito necesario para obtener las licencias. De momento,Front Range ha recibido ya un fondo federal para esta primera fase de estudio, una inyección de capital del Gobierno de EEUU "que ha dotado de credibilidad y presupuesto al proyecto", según Vidal.

Otros puertos espaciales

Este puerto espacial no será el primero del mundo, pero sí es el único que de momento pretende realizar vuelos intercontinentales utilizando tecnología espacial. El puerto más famoso es Spaceport América, que está siendo levantado también en EEUU, en el desierto de Nuevo México (la primera pista y el edificio principal ya están terminados). El multimillonario Richard Branson lanzará desde aquí los vuelos suborbitales de Virgin Galactic. Se trata de una experiencia de dos horas en la que los pasajeros alcanzan los 100 kilómetros de altura y experimentan cinco minutos de ingravidez. Hasta ahora, 530 personas, entre las que hay doce españoles, han reservado ya su billete, que cuesta 152.000 euros. Otras empresas, como Space AdventuresBooster, ofrecerán vuelos suborbitales parecidos a partir de 80.000 euros.
En Kiruna, una localidad de 20.000 habitantes al norte de Suecia, se ha construido otro puerto espacial (Spaceport Sweden) desde el que también se pretende desarrollar este turismo. En la actualidad hay una decena de proyectos en todo el mundo que están pidiendo licencias para convertirse en puerto espacial.

Según explica el arquitecto, el plan es que el puerto de Colorado se utilice para tres tipos de actividades, que irán implantándose progresivamente: "El primer paso es ofrecer vuelos turísticos, que tengan origen y destino en el mismo lugar". Así, se organizarán actividades de turismo espacial como los vuelos suborbitales. Front Range está ya negociando con varias empresas, aunque los acuerdos de confidencialidad le impiden decir cuáles son.Turismo espacial

El segundo paso, continúa Vidal, "será alquilar las instalaciones del puerto espacial a empresas y científicos para labores de desarrollo e investigación. Se podrán realizar experimentos tanto en un laboratorio terrestre como en el espacio, sin que resulte tan caro como en la actualidad supone realizarlos en la Estación Espacial Internacional (ISS) [la plataforma orbital situada a 400 kilómetros en la que viven los astronautas durante sus misiones espaciales]". A este privilegiado lugar han viajado siete multimillonarios en los últimos años pagando cantidades que rondan los 25 millones de euros. Ellos han sido hasta ahora los únicos turistas espaciales.
El tercer paso y el que, según Vidal, más entusiasmo genera, es el de los vuelos intercontinentales de los que hablábamos al principio. Y es que, como afirma el arquitecto, "poder ofrecer un Denver-Londres o un Londres-Tokio en una hora y media es muy atractivo".

¿Dónde ubicar un puerto espacial?

La ubicación de los puertos espaciales es precisamente uno de los aspectos que demuestran que en este apasionante campo de los vuelos espaciales comerciales está todo por decidir. ¿Deben estar aislados o conviene tenerlos cerca de los grandes núcleos urbanos para facilitar el acceso a ellos? Mientras que Vidal destaca que uno de los puntos fuertes de Front Range es su cercanía al aeropuerto internacional Denver, desde Virgin Galactic consideran que por seguridad, las actividades espaciales deben realizarse en zonas alejadas para no interferir con la aviación comercial. Así, Spaceport América está en pleno desierto, a tres horas en coche de cualquier ciudad. También el puerto espacial de Suecia está en una zona bastante aislada.
El arquitecto se muestra muy optimista y señala que, según los planteamientos de los ingenieros del grupo con el que trabaja, estos vuelos intercontinentales podrían ser técnicamente posibles muy pronto: "Dicen que habrá tecnología para llevarlos a cabo en cinco años", asegura. De nuevo la confidencialidad le impide dar más detalles. En cualquier caso, de momento no está prevista la construcción de un puerto espacial en otro lugar del planeta para que conecte con el de Colorado.

La seguridad

Otra cuestión pendiente, seguramente la más importante, es la de la seguridad. Volar en una nave espacial (ya sea con un despegue vertical, impulsado por un cohete, u horizontal, con una nave nodriza que al alcanzar una cierta altura libere otra nave, que es la que llegaría al espacio) sigue siendo caro y muy peligroso, como muestran los exhaustivos controles de seguridad que llevan a cabo las agencias espaciales antes de cualquier misión.
De hecho, los vuelos suborbitales de Virgin Galactic han sufrido retrasos continuos desde que en 2005 Richard Branson anunciara su intención de realizarlos. Se habló de 2009 como año de inicio pero ha ido posponiéndose. Ahora ya no se atreven a dar una fecha, aunque aseguran que falta poco. Las pruebas ya están muy avanzadas, según explican desde Bru&Bru.
En las próximas semanas se van a probar los motores de la nave espacial, que sería la última fase antes de iniciar los vuelos. "Lo que prima es la seguridad ante todo. No puedes arriesgarte a enviar a una persona al espacio antes de asegurarte de que todo marcha a la perfección", añade su portavoz.

Del 'Concorde' al avión hipersónico

Pero los vuelos propulsados por tecnología espacial no son la única propuesta para que en el futuro podamos ir de un extremo a otro del mundo en pocas horas. De hecho, en el pasado los aviones comerciales supersónicos 'Concorde' (francobritánico) y 'Tupolev Tu-144' (soviético) se usaron para transportar pasajeros durante casi tres décadas. Un accidente del 'Concorde' en 2000 durante el vuelo París-Nueva York (una ruta que cubría en tres horas y media) acabó relegando esta tecnología a los aviones militares. El avión hipersónico será la siguiente generación. Dicen que en 2050 podrá enlazar (por ejemplo) París y Tokio en dos horas y media. Volará a una velocidad de 4.800 a 6.000 kilómetros por hora, el doble de rápido que el 'Concorde'.
Si el plan de viabilidad sale adelante y Front Range obtiene las licencias, Luis Vidal cree que la primera fase podría estar construida en tres o cuatro años: "Económicamente todo esto tiene que ser viable y yo creo que, desde un punto de vista comercial, es un proyecto que tendría salida". Aunque Vidal no puede precisar en la actualidad el coste total, el presupuesto de un proyecto para un puerto espacial podría rondar los 800 millones de euros.
Por lo que respecta al fuerte impacto ambiental que en la actualidad genera la tecnología espacial, el arquitecto se muestra convencido de que «este aspecto se tendrá muy en cuenta en la agenda a la hora de desarrollar estos vehículos», por lo que no cree que será un obstáculo.
También es pronto para determinar cuánto costará un billete, aunque Vidal cree que "la demanda de los vuelos intercontinentales irá creciendo poco a poco", como lo hizo en su día la aviación civil. "Al principio viajaban tres señores. Y hoy en día, con los puentes áereos y las compañías de bajo coste, la aviación civil es el nuevo metro", compara.
A la hora de planificar el mapa de ciudades con las que enlazarán los vuelos espaciales desde Denver, parece lógico que las primeras serán los grandes centros económicos. Londres y Frankfurt en Europa, Tokio y Shanghai en Asia... "Posiblemente empiece así, pero yo creo que con el tiempo, a medida que se hagan más regulares, habrá puertos en otros países. No tardará en surgir un aeropuerto en España que diga que se puede adaptar para ser puerto espacial", afirma. De hecho adelanta que ya ha habido alguna reunión en la que se ha hablado de Murcia. Para Vidal, un lugar ideal en España sería Valladolid por su proximidad con Madrid. También Zaragoza, donde su equipo ha diseñado una terminal de su aeropuerto. "Es una carrera que acaba de empezar", asegura.

domingo, 21 de abril de 2013

EL BLAZAR MÁS REMOTO DEL ESPACIO DEJA PERPLEJOS A LOS CIENTÍFICOS.

El blazar más remoto del espacio deja perplejos a los científicos
Dr. Wolfgang Steffan/UNAM.

Los astrofísicos de la Universidad de California determinaron por primera vez la distancia hasta el blazar más lejano, pero sin poder explicar sus características. El trabajo científico aparece publicado en la revista 'Astrophysical Journal Letters'.

Un blazar es una fuente de potentes explosiones de rayos gamma en el espacio. Son flujos de radiación y materia dirigidos a la Tierra, los jets (chorros de materia) de los agujeros negros supermasivos que se encuentran normalmente en los centros de las galaxias elípticas. 

De acuerdo con las observaciones realizadas por el telescopio espacial Fermi y confirmadas por el telescopio terrestre VERITAS, la distancia al blazar más lejano conocido, llamado PKS 1424 240, es de 7,4 millones de años luz. La distancia fue determinada por el desplazamiento del espectro rojo de la radiación del objeto.    

Los autores del estudio han tratado de reconstruir el espectro original del PKS 1424 240, modificando los datos observados. Los cambios tienen en cuenta la absorción de los rayos gamma en el espacio exterior, pero el resultado fue muy diferente al de un blazar de radiación típica.  

Según los investigadores, las razones de este insólito resultado pueden ser las características inusuales del objeto, así como los defectos en el conocimiento sobre el nivel de la luz de fondo extragaláctica, que afecta a la proporción de rayos gamma absorbidos. 

Los rayos gamma emitidos por un quasar tan remoto tienen una probabilidad muy alta de absorción en el espacio. Por lo tanto, cuanto más grande es la distancia que pasa la radiación del blazar, más cambia su espectro. 

sábado, 20 de abril de 2013

UN COMETA PODRÍA IMPACTARSE CON MARTE EN OCTUBRE DE 2014.

marte
El cometa tiene una trayectoria que se acercará peligrosamente a Marte en 2014.

El impacto del C2013 A1 con la superficie marciana sería similar al que causó la extinción de los dinosaurios en la Tierra
(HLN) — Hay algo excepcional en mirar el cielo para encontrar destellos maravillosos y misteriosos. Pero si este cometa chocara con la Tierra no necesitarías un telescopio, ya que crearía un cráter de cientos de kilómetros de ancho.
Hablamos del cometa C2013 A1 (también llamado Siding Spring), que está programado para acercarse peligrosamente a Marte (entre 37,000 y 100,000 kilómetros) en octubre de 2014.
Si se impacta, causaría el mismo resultado que el acontecimiento que se cree causó la extinción de los dinosaurios hace 65 millones de años en la Tierra, de acuerdo con la NASA.
El asteroide que, según los científicos, golpeó a los pobres dinosaurios estaba entre cinco y 15 kilómetros, ¡pero el C2013 A1 podría ser mucho mayor que eso!
El cometa fue descubierto el 3 de enero por el astrónomo escocés-australiano, Robert H. McNaught, quien es un profesional para encontrar este tipo de cosas: el C2013 A1 es el descubrimiento de cometa número 75 en el que ha estado involucrado. Forma parte de un programa llamado Siding Spring Survey (Inspección Siding Spring), que rastrea a los asteroides que podrían acercarse incómodamente a la Tierra. Incluso hay un asteroide nombrado en su honor.
Aunque los astrónomos dicen que las probabilidades están en contra de que el cometa se impacte, también es algo difícil de predecir, debido a que los cometas no se desplazan en un mismo camino. Según la NASA, a medida que el Sol los calienta, los gases que salen de sus superficies los hacen brillantes y tambaleantes, lo que significa que sus trayectorias no pueden ser completamente mapeadas.
Si el C2013 A1 impacta, podría crear una gran marca en la superficie de Marte, lo que podría presentar una oportunidad para que los científicos estudien un gran cráter de impacto. No es el tipo de cosa que llegan a hacer todos los días. De hecho, aunque la NASA pudo estudiar cráteres viejos en Marte, Mercurio y la Luna, esto les daría la oportunidad de estudiar uno en tiempo real, lo que significa que podrían aprender más sobre la formación de cráteres de lo que han podido hacer antes.
La órbita del C2013 A1 actualmente está oculta por el Sol, así que tendremos que esperar algunos meses más para obtener más información sobre su trayectoria. Mientras tanto, hay otros cometas mucho antes: el Cometa Pan-STARRS y el Cometa ISON, este último llegará en noviembre. Saca tu cobija, lleva una cámara y planea dormir tarde al siguiente día: va a ser todo un espectáculo.
Créditos: Colette Bennett y CNN MEXICO.