CIENCIA Y CONOCIMIENTOS... Aprendamos sobre los misterios del universo... los invito a leerme...

sábado, 25 de marzo de 2017

¿QUÉ OCURRE?: IMÁGENES DE LA NASA REVELAN QUE EL SOL SE QUEDA SIN MANCHAS.


Las fotos proporcionadas por el Observatorio de Dinámica Solar indican una baja en la actividad solar.

El Sol lleva 15 días sin manchas, un fenómeno que no se observa desde el último mínimo solar, ocurrido en 2010, informa la NASA.
El video proporcionado por el Observatorio de Dinámica Solar de la agencia aeroespacial estadounidense es una animación realizada con imágenes del Sol filtrado y en ultravioleta.
En las imágenes del Sol filtrado, la ausencia de manchas como puntos de referencia ofrecen la sensación de que la estrella no gira.


Una mancha solar es una zona en la superficie del Sol de temperatura más baja que lo que la rodea, pero caracterizada por una alta intensidad magnética.
El Sol tiene un ciclo de 11 años marcado por dos extremos, el máximo y el mínimo. Para el máximo es típica una intensa actividad solar y una mayor cantidad de manchas. Durante el mínimo solar ocurre lo contrario, el Sol es menos activo y la cantidad de manchas no es significativa.
La falta de manchas sobre el Sol indica que el objeto celeste se encuentra de camino hacia el nuevo mínimo, esperado entre 2019 y 2020.
El último mínimo solar fue registrado en abril de 2010.

viernes, 24 de marzo de 2017

EL SISTEMA PLANETARIO TRAPPIST-1 TIENE MÁS POSIBILIDADES DE ALBERGAR VIDA QUE LA TIERRA.



Ciéntificos de la Universidad de Harvard han calculado las posibilidades de que haya vida en un sistema de 7 planetas recientemente descubiertos por la NASA.

Astrofísicos de la Universidad de Harvard y del Centro Harvard-Smithsonian acaban de determinar que la probabilidad de que haya vida en el nuevo sistema de exoplanetas TRAPPIST-1 es más elevada que en la Tierra, de lo que han informado en un estudio publicado este 2 de marzo.  
El pasado mes de febrero los científicos de la NASA descubrieron un nuevo sistema planetario más allá del Solar. Alrededor de la estrella enana fría TRAPPIST-1, ubicada en la constelación de Acuario –a 39 años luz de nuestro planeta–, orbitan siete planetas del tamaño de la Tierra que pueden contener agua. En al menos tres de ellos podría haber océanos.
La distancia entre los planetas del sistema TRAPPIST-1 es significamente menor que la que hay entre la Tierra y Marte. Según los científicos, ello facilita la transferencia de moléculas orgánicas desde un cuerpo celeste a otro, fenómeno conocido por la ciencia como panspermia. 
Con la ayuda de modelos matemáticos los astrofísicos ha avalado la alta probabilidad de probar la hipótesis de la panspermia en el TRAPPIST-1, lo que aumenta las posibilidades del surgimiento de la vida, o de que se se produzca la abiogénesis, que es la aparición de organismos vivos a partir de materia inerte. Dada la distancia entre los planetas, las posibilidades de que se dé este último proceso en el sistema TRAPPIST-1 son más altas que en nuestro Sistema Solar, concluyen.

jueves, 23 de marzo de 2017

EL FÓSIL MÁS ANTIGUO JAMÁS ENCONTRADO PODRÍA AYUDAR A ENCONTRAR VIDA EN MARTE.


Este hallazgo sugiere que la vida en la Tierra podría haber comenzado hace 4.500 millones de años, 800 millones de años antes de lo que se creía.

Un equipo de científicos del University College de Londres (Reino Unido) ha hallado fósiles de microorganismos que podrían tener más de 4.200 millones de años y sería el más antiguo descubierto en la Tierra hasta la fecha, según han publicado en la revista "Nature".
Estos especialistas han encontrado a esos seres, más pequeños que el ancho de un cabello humano, en formaciones rocosas de Quebec (Canadá), pero habrían vivido en los respiraderos calientes de los océanos que cubrían nuestro planeta a temperaturas de alrededor de 60 ºC.

¿En la Tierra y en Marte al mismo tiempo?

Los investigadores estiman que este descubrimiento es la prueba más destacada de que organismos similares podrían haber evolucionado en Marte debido a que, en esa época, todavía poseía océanos y una atmósfera.
Por este motivo, la búsqueda de fósiles similares en el planeta rojo supondría la mejor oportunidad para encontrar evidencias de que existió vida extraterrestre e incluso el astrónomo Martin Rees contempla la opción de que vidas similares se desarrollaran al mismo tiempo en ambos planetas.

Reescribiendo la historia

Los microfósiles más antiguos que se conocían hasta el momento fueron encontrados en Australia Occidental y fechados hace alrededor de 3.400 millones de años, una información que provocó que los especialistas en la materia especularan que la vida comenzó hace alrededor de 3.700 millones de años.
Sin embargo, este nuevo panorama abre las opciones de que los primeros seres vivos de la Tierra se surgieran hace 4.500 millones de años, solo 100 millones de años después de la formación de la Tierra.



miércoles, 22 de marzo de 2017

¿SERÁ MARTE LA CAUSA DE LA "DEFUNCIÓN DRAMÁTICA" DE LA TIERRA?


Científicos advierten de la posibilidad de que nuestro planeta choque con Marte debido al carácter caótico de las órbitas de los planetas, si bien la probabilidad es muy pequeña.

Stephen Meyers, geocientífico de la Universidad de Wisconsin–Madison, asegura que es posible que dentro de miles de millones de años la Tierra pueda chocar contra Marte debido a las interacciones de las "órbitas caóticas" de estos dos planetas, escribe Scientific American.
Su equipo científico ha descubierto este fenómeno tras estudiar una formación rocosa en Colorado, cuyas capas sedimentarias revelaron que los cambios climáticos que ocurrían periódicamente en esta zona fueron provocados por fluctuaciones de la luz solar como resultado de los cambios de la órbita de la Tierra. Esta "evidencia geológica firme e inequívoca" de que el Sistema Solar "es caótico" es, según Meyers, una de las manifestaciones del así llamado 'efecto mariposa'.
Con el término "caótico" Meyers no quiere decir que planetas del sistema se muevan aleatoriamente, sino que el futuro del Sistema Solar depende de sus condiciones iniciales, según las cuales, los cambios aparentemente aleatorios en los órbitas de planetas ocurren debido a tenues interacciones gravitacionales entre objetos cósmicos en el Sistema Solar.
Durante los últimos 50 millones de años la órbita de la Tierra experimentaba cambios cada 2,4 millones de años, lo que provocaba a su vez cambios climáticos. Sin embargo, hace unos 85 millones de años este ciclo se repetía cada 1,2 millones de años. Y la duración de este ciclo fue modificada por la interacción entre las órbitas caóticas de la Tierra y de Marte, asegura el científico.
Según Meyers, una de las repercusiones potenciales de este proceso es que en miles de millones de años la Tierra podría chocar con Marte. Sin embargo, el científico admite que la probabilidad de esta "defunción bastante dramática de la Tierra" es muy pequeña.

martes, 21 de marzo de 2017

SIMULAN LAS APOCALÍPTICAS CONSECUENCIAS QUE TENDRÍA LA CAÍDA DE UN ASTEROIDE EN BERLÍN Y LONDRES.



La abrumadora mayoría de las muertes no se producirían como consecuencia del impacto de los asteroides en la superficie de la Tierra sino por otro motivo, sostienen los autores del estudio.

Científicos británicos han realizado una simulación para analizar qué efectos tendría la caída de unos asteroides gigantes en las ciudades de Londres y Berlín. Los resultados de su estudio fueron publicados en el portal especializado arXiv.org.
Los investigadores calcularon las consecuencias que tendría el posible impacto con la Tierra de dos asteroides de 50 y 200 metros de tamaño a una velocidad de 20 kilómetros por segundo y en un ángulo de 45 grados. La simulación fue realizada gracias a un programa informático llamado ARMOR (Optimización e Investigación de la Mitigación del Riesgo de Asteroides). 
En el caso de Berlín, un impacto de estas características provocaría entre 1,2 y 3,5 millones de víctimas. Si el cuerpo celeste cayese sobre la capital británica, morirían de 2,8 a 8,7 millones de personas. Las causas principales de muerte serían la radiación térmica, las ondas de choque o los terremotos generados por el impacto, entre otras razones. 
Llama la atención el hecho de que la abrumadora mayoría de los fallecimientos (el 85,5% en Berlín y el 84,6% en Londres en caso de caída de un objeto de 50 metros) estarían causados por las fuertes ráfagas de viento que produciría la entrada en la atmósfera del asteroide, aun en el caso de que este se desintegrara en el aire. 
Clemens Rumpf, autor principal de este estudio de la Universidad de Southampton, en el Reino Unido, explica que las ondas de choques provocadas por el asteroide darían lugar a la aparición en la Tierra de fuertes vientos en forma de tornados. Estos vendavales tendrían un gran poder de destrucción, que se vería agravada en el caso de que se produjera finalmente un impacto en la superficie de nuestro planeta. De producirse ese escenario, los grandes terremotos que provocaría el choque, sumados a las tormentas huracanadas, tendrían consecuencias absolutamente devastadoras para la población. 

lunes, 20 de marzo de 2017

UN JOVEN PLANETA FORMADO EN UN LUGAR INUSUAL ASOMBRA A LOS ASTRÓNOMOS.


El excepcional cuerpo celeste, que tiene solo 13 millones de años, puede arrojar nueva luz al estudio de la evolución de los planetas, afirman los científicos.

Los astrofísicos observan con desconcierto un joven y raro planeta de características muy similares a Júpiter aunque 11 veces mayor. Su nombre es HD 106906b y fue descubierto por un equipo internacional de científicos hace tres años. Se encuentra a 300 años luz de la Tierra y es extremadamente joven: tiene apenas 13 millones de años, lo que contrasta con los 4.600 millones de nuestro sistema solar. Su principal peculiaridad es su posición en relación a la estrella en torno a la que orbita.
Hasta ahora, los científicos estaban convencidos de que la mayoría de los planetas fuera del sistema solar habitan en un vasto disco de polvo y escombros cerca del centro del mismo. Sin embargo, el HD 106906b habita mucho más allá de este disco, a una distancia tan lejana que el planeta tarda 1.500 años en completar su órbita.

Claves para conocer cómo se desarrollan los planetas

"Tenemos una instantánea de una estrella bebé que acaba de formar su sistema planetario", afirma el Smadar Naoz, profesor de física y astronomía de la Universidad de California en Los Ángeles y coautor de un estudio sobre el joven cueropo publicado en la revista 'Astrophysical Journal Letters'.
En este sentido, los científicos señalaron que la observación del HD 106906b ofrece una importante oportunidad para conocer cómo los sistemas planetarios se desarrollan y expanden. Una posibilidad que no la ofrece el estudio de nuestro sistema solar, que tiene miles de millones de años de evolución.
"Estamos viendo este joven sistema antes de que haya tenido la oportunidad de madurar dinámicamente", explicó Michael Fitzgerald, el otro coautor del estudio y profesor adjunto de la Universidad de California.

Un fenómeno lleno de misterios

Los estudios confirman que el HD 106906b se encuentra 650 veces más lejos de su estrella que la Tierra lo está del Sol.
A diferencia de lo que se suponía hasta ahora, el HD 106906b tomó forma fuera del disco polvoriento de escombros, en el lugar donde se encuentra actualmente. Según Naoz, ello también estaría relacionado con la extraña forma elíptica de su propio disco, otra característica inusual del joven planeta.

domingo, 19 de marzo de 2017

CIENTÍFICOS DAN LA VOZ DE ALARMA: "ZONAS MUERTAS" APARECEN EN LOS OCÉANOS.



La pérdida de unas 80.000 toneladas métricas de oxígeno podría causar una seria afectación a ecosistemas vitales y acarrear resultados catastróficos.

La disminución del nivel de oxígeno en los océanos es considerado como otro efecto nocivo causado durante los últimos 50 años por el incremento en un grado centígrado de la temperatura del ambiente, que a su vez es producto de varios factores como la constante emisión de gases a la atmósfera terrestre.
Un estudio realizado por un grupo de expertos alemanes del Centro de Investigación Oceanográfica Helmholtz (GEOMAR) y de la Universidad de Kiel, analizó los datos del nivel de oxígeno colectados en las últimas cinco décadas. Los resultados, que han sido publicados en la revista 'Nature', reflejan una disminución del 2 % en el nivel del gas vital en los océanos.

Proteger el sustento de casi la mitad de la población mundial

Aunque no parezca una cantidad significativa, se trata de unos 80.000 millones de toneladas métricas de oxígeno, una cifra considerada por los expertos como suficiente para alterar ecosistemas y crear 'zonas muertas' en nuestros océanos. Es así que la cantidad de regiones con falta total de oxígeno en las profundidades de los océanos se ha cuadriplicado en el último medio siglo.
Esto sucede debido a que la habilidad del agua para asimilar el oxígeno disminuye cuando su temperatura aumenta y merma la cantidad de oxígeno que se transporta hacia las profundidades del océano.
El resultado de esta variación —más acentuada en la zona norte del océano Pacífico y la sur del océano Atlántico— podría llegar a ser catastrófico, pues existe la posibilidad de que afecte a las corrientes oceánicas, uno de los principales fenómenos que da origen a la vida en las profundidades. El océano, a su vez, se constituye en el sustento de casi 3.000 millones de personas, según cálculos realizados por las Naciones Unidas.

sábado, 18 de marzo de 2017

DESCUBREN UN MONSTRUOSO GUSANO GIGANTE QUE HABITÓ LOS OCÉANOS HACE 400 MILLONES DE AÑOS.


La nueva especie "de pesadilla" guarda parecido con el actual gusano Bobbit, que posee una mandíbula de dientes afilados y ataca a sus presas a una velocidad tan alta que es capaz de cortarlas en dos.

Varios investigadores de las universidades de Bristol (Reino Unido) y Lund (Suecia), junto a especialistas del Museo Real de Ontario (Canadá) realizaron un importante descubrimiento mientras estudiaban una colección de fósiles que se encontraba almacenada desde mediados de los años 1990.
Los científicos hallaron en ella los restos de un poliqueto gigante, un animal acuático considerado como un antepasado de los gusanos terrestres y las sanguijuelas, que habitaba los océanos hace unos 400 millones de años.
Esta especie, bautizada como 'Websteroprion armstrongi', se distingue por poseer un tamaño de mandíbula jamás registrado en un animal de este tipo, pues alcanza un centímetro en la longitud  de sus huesos —normalmente los huesos de la mandíbula de estos gusanos poseen de 0,1 milímetros a 2 milímetros de longitud.
Los científicos estiman que la especie poseía un tamaño corporal de hasta 3 metros, muy similar al gusano Bobbit, una especie que habita el fondo del océano y ataca a peces, calamares y pequeños pulpos armado con unos dientes tan afilados y a una velocidad tan alta que es capaz de cortar a su presa en dos. Además, utiliza cerca de siete antenas distribuidas por su cuerpo, que actúan como sensores para detectar a sus víctimas.
Los resultados de las investigaciones han sido publicadas en la revista Scientific Reports. "Se trata del mayor fósil" de este tipo jamás encontrado y representa un "caso único de gigantismo de los poliquetos arcaicos", señalan los autores en su artículo de investigación.

viernes, 17 de marzo de 2017

"REINA UNA GRAN EMOCIÓN": CIENTÍFICOS, A PUNTO DE TOMAR LA PRIMERA IMAGEN REAL DE UN AGUJERO NEGRO.


En abril se pondrá en marcha una red de telescopios que podría fotografiar el horizonte de sucesos de un agujero negro.

Un grupo de científicos internacionales integrados en el proyecto Event Horizon Telescope tratarán de obtener por primera vez la imagen del horizonte de sucesos de un agujero negro con ayuda de una red de radiotelescopios, informa Science Alert.
El Event Horizon Telescope es un dispositivo formado por una red de receptores de radio ubicados por todo el planeta, desde el Polo Sur hasta EE.UU. El funcionamiento del telescopio se basa en la técnica conocida como interferometría de muy larga base (VLBI, por sus siglas en inglés), lo que significa que la red de receptores se centra en las ondas de radio emitidas por un objeto particular en el espacio, precisa el portal.
La red, que será activada entre el 5 y el 14 de abril, estará orientada hacia el enorme agujero negro situado en el centro de nuestra galaxia llamado Sagitario A*. La distancia desde la Tierra hasta este objeto espacial es de 26.000 años luz. Pese a que el Sagitario A* nunca ha sido observado, los investigadores saben que existe debido a la forma en que influye en la órbita de las estrellas cercanas.
"Reina una gran emoción", comentó el lider del proyecto Sheperd Doeleman. "En abril vamos a hacer las observaciones que creemos que nos darán la primera oportunidad real de observar el horizonte de sucesos de un agujero negro", precisó.

jueves, 16 de marzo de 2017

UN "OBJETO SUBESTELAR ATÍPICO" DEJA TOTALMENTE PERPLEJO A LA COMUNIDAD CIENTÍFICA.



Los astrónomos no logran determinar si el inusual objeto astronómico es un planeta interestelar o una enana marrón. Aunque tal vez se trate de algo completamente diferente.

En 2012, astrónomos descubrieron en las proximidades de nuestra galaxia un desconcertante objeto aislado de un tamaño mayor que Júpiter.
El hallazgo parecía que iba a convertirse en uno de los planetas interestelares, también llamados vagabundos o errantes (que no orbitan alrededor de una estrella determinada) más cercanos que se habían encontrado, pero había un problema: era diferente a todos los planetas errantes que se habían visto hasta ese momento.
El problema que los científicos no lograban resolver era determinar si este extraño objeto, bautizado como CFBDSIR 2149-0403, era un planeta o se trataba en cambio de una enana marrón.
Las enanas marrones son objetos subestelares que pesan más que los planetas más pesados del universo conocido, pero más ligeros que las estrellas.
Los científicos supusieron que el objeto podía formar parte del sistema estelar AB Doradus, un grupo de cuerpos celestiales de edad parecida que orbita cerca de nuestra galaxia. Partiendo de esa estimación, se calculó que el CFBDSIR 2149-0403 tendría entre 50 y 120 millones de años.

El estudio que añadió todavía más incógnitas

Sin embargo, un estudio llevado a cabo por un equipo de astrofísicos de la Universidad de Grenoble (Francia) concluyó, tras dos años siguiendo al objeto, que no se trataba ser un planeta y que era más 'vagabundo' de lo que se pensaba.
Los científicos analizaron el cuerpo celestial utilizando múltiples telescopios con longitudes de onda diferentes, y descubrieron que es aún más extraño de lo que suponían inicialmente.
Basándose en las nuevas observaciones, el equipo obtuvo una estimación más precisa de su ubicación y de su órbita, y concluyó que CFBDSIR 2149-0403 no forma parte del grupo estelar AB Doradus.
Esto hace aún más complicada la clasificación del objeto, dado que las suposiciones previas sobre su edad quedan ahora desacreditadas.
El equipo también descubrió que el objeto posee una gravedad muy baja y una cantidad de metales inusualmente alta, un fenómeno conocido en astronomía como alta metalicidad electronegatividad.
Estas nuevas observaciones causaron más dudas sobre la masa real del objeto, lo que hace que todavía quede sin respuesta la cuestión de si se trata de un planeta o de una enana marrón.

Dos (o tres) hipótesis diferentes

Tras estos nuevos datos, los investigadores manejan ahora dos hipótesis.
La primera contempla que el CFBDSIR 2149-0403 es un planeta interestelar joven (con menos de 500 millones de años de edad), con una masa de entre 2 y 13 veces la de Júpiter.
La segunda hipótesis plantea que se trate de una enana marrón altamente metalizada considerablemente más vieja (con entre 2.000 a 3.000 millones años de edad) y con una masa hasta 40 veces superior a la de Júpiter.
Sin embargo, también podría tratarse de algo completamente diferente.
Según el autor principal del estudio, citado por 'Science Alert', el profesor Philippe Delorme, "el CFBDSIR 2149-0403 es un objeto subestelar atípico que podría ser 'un planeta vagabundo libre' o una rara enana marrón de alta metalicidad, o una combinación de ambas".

miércoles, 15 de marzo de 2017

HACE MILLONES DE AÑOS, LA MATERIA OSCURA NO ERA TAN IMPORTANTE COMO AHORA.


El descubrimiento se hizo utilizando el VLT (Very Large Telescope) de ESO, ubicado en el norte de nuestro país.

Uno de los grandes misterios de la astronomía actual, es tratar de identificar qué es la materia oscura. Principalmente, porque aún no se tiene claridad de qué es, pero las galaxias están repletas de ella.

Sin embargo, hace unos 10.000 millones de años, las galaxias masivas con formación estelar estaban dominadas por materia bariónica o “normal”. El descubrimiento se obtuvo utilizando el VLT (Very Large Telescope) de ESO, ubicado en el norte de nuestro país.
La investigación, sugiere que la materia oscura en el universo temprano fue menos influyente que en la actualidad, se presenta en cuatro artículos científicos, uno de los cuales se ha publicado hoy en la revista Nature.
La materia normal se ve como brillantes estrellas, refulgente gas y nubes de polvo. Pero la materia oscura no emite, absorbe o refleja la luz y sólo puede ser observada a través de sus efectos gravitacionales. Su presencia explica por qué las partes exteriores de galaxias espirales cercanas, giran más rápido de lo esperado si sólo estuvieran compuestas por la materia normal que podemos ver directamente.
Un equipo internacional de astrónomos, dirigido por Reinhard Genzel del Instituto Max Planck de Física Extraterrestre, midieron la rotación de seis galaxias masivas con formación estelar en el universo distante hace 10.000 millones de años,  momento de máxima formación de galaxias.
Lo que descubrieron es intrigante: a diferencia de las galaxias espirales del universo actual, las regiones exteriores de estas galaxias distantes parecen girar más lentamente que las cercanas al núcleo, sugiriendo que hay menos materia oscura de lo esperado.
Entre los 3.000 y 4.000 millones de años después del Big Bang, el gas en las galaxias ya se había condensado eficientemente en discos planos y rotantes, mientras que los halos de materia oscura alrededor de ellos eran mucho más grandes y estaban más dispersos hacia las zonas exteriores.
Al parecer, la materia oscura necesitó miles de millones de años más para condensarse, por lo que su efecto dominante sólo se ve hoy en día.
Esta explicación es consistente con las observaciones que muestran que las primeras galaxias eran mucho más ricas en gas y más compactas que las galaxias actuales.

martes, 14 de marzo de 2017

LOS CIENTÍFICOS PRESENTAN UN PLAN PARA VOLVER A CONGELAR EL ÁRTICO.


La propuesta forma parte de un campo que hoy en día se conoce como 'geoingeniería': manipular deliberadamente el medio ambiente a gran escala para afectar el clima de la Tierra y reducir el calentamiento global.

El hielo marino en el Ártico continúa experimentando niveles mínimos de hielo de invierno, y el hielo más grueso y antiguo se vuelve extremadamente raro. Tratando de frenar el proceso catastrófico, un equipo de científicos ha desarrollado una nueva idea radical de recongelar la zona.
Así, un equipo liderado por Steven Desch de la Universidad Estatal de Arizona, EE.UU., propone montar millones de bombas eólicas en todo el Ártico para rociar el agua de mar sobre la capa de hielo, informa la revista de la Unión Geofísica Americana 'Earth's Future'. El agua rociada, por su parte, se congelaría y así espesaría la capa de hielo. 
Los científicos aseguran que, con suficientes bombas, su esquema podría agregar un metro de hielo durante el transcurso de un invierno, teniendo en cuenta que actualmente la mitad del hielo marino del Ártico tiene un espesor medio anual de solo 1,5 metros. "Añadir un metro de hielo en el transcurso de un invierno es un cambio significativo", señalan los investigadores.

De árboles artificiales a una sombrilla solar gigante

La propuesta de su equipo es la más reciente en el campo de lo que hoy en día se conoce como 'geoingeniería'manipular deliberadamente el medioambiente a gran escala para afectar el clima de la Tierra y reducir el calentamiento global.
La mayoría de estas propuestas se centran actualmente en dos temas particulares. La primera es esparcir una fina capa de partículas de sulfato en la estratosfera para reflejar parte de la luz solar que golpea a la Tierra. Y la otra opción se conoce como 'bioenergía' y requiere capturar y almacenar el carbono, derivando la energía de los biocombustibles, captando el CO2 emitido durante su combustión y enterrándolo bajo tierra.
No son las únicas ideas para salvar la Tierra, afirman los científicos, algunas de ellas son extravagantes y muy controvertidas: desde la creación de árboles artificiales hasta la construcción de una sombrilla solar gigante.

lunes, 13 de marzo de 2017

PUBLICAN LAS ÚNICAS FOTOS DE UN ASTEROIDE QUE PASÓ CERCA DE LA TIERRA.


A un especialista de la NASA le recuerda al dado de rol que se utiliza "en el juego Calabozos y Dragones".

El Complejo de Comunicaciones Espaciales Goldstone de la NASA, ubicado en el desierto de Mojave (California, Estados Unidos), ha obtenido por primera vez imágenes del asteroide 2017 BQ6 cuando pasaba cerca de la orbita de la Tierra.
El 7 de febrero, ese cuerpo celeste que ronda los 200 metros de diámetro y tiene un aspecto angular irregular se aproximó a cerca de 2,5 millones de kilómetros de nuestro planeta, 6,6 veces la distancia con la Luna.
Lance Benner, quien encabeza el programa de investigación de asteroides con radares de esa agencia aeroespacial, ha detallado que el 2017 BQ6 le recuerda al dado de rol que se utiliza "en el juego Calabozos y Dragones", debido a que es "más anguloso que casi todos los asteroides cercanos a la Tierra registrados por radar".

domingo, 12 de marzo de 2017

VIDEO: EL PROYECTO ESPACIAL THOR CAPTA RELÁMPAGOS AZULES INEXPLICABLES EN LA ATMÓSFERA.


Un experimento bautizado en honor al dios del trueno de la mitología escandinava captura un fenómeno raro vinculado con el relámpago para el que los científicos todavía no tienen explicación.

Además del dios del trueno de la mitología nórdica y del superhéroe homónimo de los cómics Marvel, 'THOR' es el nombre de un experimento que nos acerca los relámpagos desde una nueva perspectiva. Se trata de un proyecto que involucra a Agencia Espacial Europea a la Estación Espacial Internacional (EEI) y al Instituto Nacional del Espacio de Dinamarca, que este jueves ha publicado un informe que revela detalles de la iniciativa.
El experimento 'THOR' se llevó a cabo por primera vez del 2 al 11 de septiembre de 2015 con el fin de estudiar los fenómenos que se registran en el cielo por encima de las tormentas y en la atmósfera. Un equipo meteorológico predecía el lugar de aparición de las tormentas y las características particulares de estos fenómenos, así como los mejores ángulos para captar instantáneas o grabar videos desde la EEI. El experimento derivó en una grabación que sorprendió mucho a los científicos.
El astronauta danés Andreas Mogensen pudo grabar un video que recoge una serie de relámpagos azules a unos 18 kilómetros sobre la bahía de Bengala, fenómenos calificados por la agencia espacial como "ejemplos de una parte poco conocida de nuestra atmósfera". Estos destellos pueden alcanzar hasta 40 kilómetros de altura antes de desaparecer completamente. Aunque el origen de los relámpagos no tiene una explicación clara, la Agencia está convencida de que la EEI es una base apropiada para futuros experimentos de ese tipo y espera obtener más información sobre este fenómeno atmosférico en el futuro.
Por su parte, el propio Mogensen asegura estar muy satisfecho con el resultado del proyecto y recuerda que "no cada día" se puede grabar un video de un nuevo fenómeno meteorológico. Asimismo, espera que los científicos puedan analizar los fenómenos de forma más detallada.

sábado, 11 de marzo de 2017

TELESCOPIO SUBARU LIBERA INFORMACIÓN DE 100 MILLONES DE GALAXIAS Y ESTRELLAS.


Analizar toda la información es complicado, por lo que el Observatorio Astronómico Nacional de Japón desarrolló una base de datos e interfaz que facilita el acceso a la información.

El telescopio Subaru en Japón es, junto al Hubble, uno de los más grandes e importantes a nivel mundial. Durante estos días, el nipón ha liberado por primera vez información de sus observaciones de forma pública.
Para ello usaron la cámara digital más grande que tiene el telescopio, la Hyper Suprime-Cam Subaru Strategic Program (HSC-SSP). Como analizar toda la información obtenida con herramientas estandar, el Observatorio Astronómico Nacional de Japón (NAOJ) desarrolló una base de datos e interfaz que facilita el acceso a la información.
La información que publicó el Subaru corresponde a la primera etapa de un proyecto, que pretende analizar 300 noches en un período de 5 o 6 años. Este analisis consiste tiene tres focos: Amplio, Profundo y Ultra profundo. 
Este primer lanzamiento son 61.5 noches de observación, correspondiente al primer año y siete meses del proyecto, incluye información de casi 100 millones de galaxias y estrellas. 
“Creemos que la información liberada generará excitantes resultados astronómicos, incluyendo explorar la naturaleza de la materia y energía oscura, así como asteriodes en nuestro sistema solar y galaxias en el universo. Ya se están preparando varios estudios científicos con esta información”, explica el profesor de NAOJ Satoshi Miyazaki.

viernes, 10 de marzo de 2017

DESCUBREN EN LA ANTÁRTIDA CUATRO LAGOS "MUERTOS".


Un grupo de científicos internacional descubre cuatro lagos desecados bajo el hielo de la Antártida.

Un grupo internacional de científicos de la misión CryoSat-2 de la Agencia Espacial Europea ha descubierto cuatro lagos ocultos y conectados entre sí bajo el glaciar Thwaites, informa la página web de la ESA.
Las formaciones lacustres vertieron sus aguas en el mar de Amundsen, en la Antártida occidental. Se trata del mayor flujo de salida de agua en esta región del continente. 
El hallazgo está ayudando a los científicos a entender mejor qué está pasando por debajo de la superficie del hielo y la rapidez con que los glaciares fluyen hacia el océano. La comprensión de los movimientos de estos glaciares es fundamental para predecir el comportamiento de los hielos y analizar cómo afecta al nivel de las aguas marinas.
Thwaites y su vecino Pine Island son los glaciares que desaparecen más rápidamente en la capa de hielo de la Antártida Occidental. A pesar de la enorme capa de hielo de dos kilómetros de espesor que los cubre en algunas zonas, gran parte de su suelo se encuentra muy por debajo del nivel del mar. Esto los hace particularmente vulnerables.

La investigación científica también confirma las estimaciones que el glaciar Thwaites acabará en el océano dentro de entre 200 y 900 años.

jueves, 9 de marzo de 2017

LA NASA PLANEA CREAR "EL LUGAR MÁS FRÍO DEL UNIVERSO".


Se espera que el laboratorio alcance una temperatura más de 100 millones de veces más fría que la existente en las profundidades del espacio y ampliar nuestro conocimiento sobre la energía oscura.

La NASA planea enviar este verano el 'refrigerador' especial CAL a la Estación Espacial Internacional (EEI), dentro del cual van a crear "el lugar más frío del universo". Con él esperan estudiar el comportamiento de los átomos y de la gravedad en condiciones de frío extremo, informa la agencia espacial estadounidense en su página web.
"Estudiar estos átomos super fríos podría cambiar nuestra idea de la materia y la naturaleza fundamental de la gravedad", afirma Robert Thompson, el director del proyecto, agregando que el CAL (siglas de Cold Atom Laboratory, en español: laboratorio de átomo frío) permitirá "ampliar nuestro conocimiento sobre la energía oscura, una de las fuerzas más penetrantes del universo".
El equipo del CAL incluye láseres, una cámara de vacío y un "cuchillo" electromagnético que serán utilizados para anular la energía de las partículas de gas, reduciendo su velocidad hasta que estén casi inmóviles. El CAL mantendrá una temperatura más de 100 millones de veces más fría que la existente en las profundidades del espacio.
Cuando los átomos se enfrían a temperaturas extremas, pueden formar un estado de materia distinto conocido como condensado de Bose-Einstein, donde las leyes de la física se desvanecen y la física cuántica comienza a asumir el control.
La ausencia de gravedad de la EEI, según los científicos, permitirá prolongar la vida del condensado, lo que hará que los físicos puedan estudiar sus propiedades durante más tiempo y realizar cálculos cuánticos simples y diversos experimentos.
Thompson espera que en el espacio el condensado de Bose-Einstein pueda vivir al menos entre 5 y 10 segundos, y confían que con las versiones de CAL que se envíen en el futuro a la EEI, ese lapso de tiempo sea cientos de veces más largo. Según la NASA, estos experimentos podrían ayudar a crear ordenadores cuánticos, relojes atómicos y sensores ultrasensibles que funcionen sobre la base de los efectos cuánticos.

miércoles, 8 de marzo de 2017

ESTE ES EL PROYECTO PARA EXPLORAR EL PLANETA HABITABLE MÁS CERCANO A LA TIERRA.

El concepto artístico de una Vela Activa Autónoma que se acerca al planeta potencialmente habitable, Próxima b. PHL @ UPR Arecibo


Científicos alemanes elaboran una propuesta que soluciona parte de los problemas del proyecto Starshot, que plantea lanzar miles de nanonaves hasta Alfa Centauri al sistema estelar más cercano a la Tierra.

En abril del año pasado, el fundador de Facebook Mark Zuckerberg y el astrofísico británico Stephen Hawking presentaron el proyecto Starshot, que prevé lanzar al sistema estelar Alfa Centauri miles de naves espaciales del tamaño de un sello postal. El proyecto ha sido financiado con 100 millones de dólares proporcionados por el billionario ruso Yuri Milner.
El proyecto prevé propulsar por láser desde la Tierra unas micronaves equipadas con velas solares que puedan alcanzar una velocidad equivalente a una quinta parte de la velocidad de la luz, lo que permitiría llegar a Alfa Centauri en 20 años. 

Alfa Centauri

Alfa Centauri es el sistema estelar más cercano de la Tierra. Se sitúa a 4 años luz del Sol, una distancia relativamente corta en la escala cósmica. Consiste de tres estrellas: Alfa centauri A, Alfa centauri B y una enana roja, Próxima Centauri, que orbita alrededor de las dos anteriores. Sin usar un telescopio, se ven desde la Tierra como si fueran una sola estrella, lo que las convierte en uno de los puntos más brillantes del firmamento.
Se espera que en el marco de este proyecto se pueda examinar Próxima Centauri b, un planeta que orbita dentro de la zona habitable de Próxima Centauri. Se estima que en él se pueden dar las condiciones propicias para albergar vida.

Problemas que plantea el proyecto Starshot

Starshot plantea, entre otras cuestiones por resolver, el problema de cómo desacelerar las naves una vez que estas lleguen al sistema estelar vecino.
René Heller, astrofísico del Instituto Max Planck para la investigación del sistema solar (Gotinga, Alemania) y su colega Michael Hippke, han diseñado ahora un nuevo proyecto para este viaje. Su propuesta fue publicada en el sitio web 'PHL' ('The Planetary Habitability Laboratory') de la Universidad de Puerto Rico en Arecibo. 


La propuesta de Heller y Hippke

La propuesta de Heller y Hippke puede solucionar este problema. Según su diseño, al llegar a Alfa Centauri las naves se reprogramen para desacelerar gracias a la propia radiación de las estrellas. Del mismo modo, esta misma estrategia puede utilizarse a la inversa para ganar veleocidad cuando se produzca su salida del sistema solar.
La idea es que, al desacelerar, la sondas se instalen en la órbita permanente alrededor de la estrella y exploren sus planetas. Su velas pueden ser configuradas de manera que la presión de frenado estelar de la estrella A desvíe a la sonda hacia Alfa Centauri B, adonde podría llegar después de unos pocos días. La vela entonces se desaceleraría de nuevo y se catapultaría hacia Próxima Centauri.
Una misión interestelar de una Vela Activa Autónoma a las tres estrellas más cercanas. Una vela de 90 gramos podría tardar 100 años en alcanzar Alfa Centauri A y unos 50 años más en alcanzar Próxima Centauri.


¿Pero a qué precio?
No obstante, este proyecto también tiene sus desventajas. Supone que las naves se muevan a una velocidad de solo 13.800 kilómetros por segundo (el 4,6% de la velocidad de la luz en vez del supuesto 20%). Eso significa que el viaje no tomaría 20 años, sino 95, a lo que habría que sumar otros 46 años más hasta alcanzar Próxima Centauri (141 años en total).